FAENON EN LA PEDRO RUIZ


“Integrantes de Comisión interventora en la UNRPG cobran como congresistas” 



El Frente Académico Social (FAS) de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo (UNPRG), lanzó esta semana un pronunciamiento en contra de la gestión que viene realizando la Comisión de Orden y Gestión de la Asociación Nacional de Rectores (ANR), designada para intervenir el mencionado claustro universitario por el desgobierno en el que se encontraba.
En el pronunciamiento, la FAS-UNPRG, señala que la universidad gastaría mensualmente (en los 3 miembros de la Comisión S/101,000, lo que en 6 meses de gestión representaría S/606,000. Cuestionando seriamente la labor en contra de la corrupción que se habría emprendido por los interventores.

También se anunció que los miembros de la Comisión enviada a la UNRPG por la ARN, percibirían sueldos equivalentes a las más altas autoridades y funcionarios de la patria (congresistas, ministros y magistrados supremos). Su presidente percibe por diferentes conceptos: sueldo mensual; S/12,000, gastos operativos; S/6,000, sueldo adicional por curso de titulación; S/12,000 y asignación por responsabilidad directiva; S/5,000. En tanto, el vicepresidente administrativo: sueldo mensual; S/11,000, gastos operativos; S/6,000, sueldo adicional por curso de titulación; S/12,000 y por asignación de responsabilidad directiva; S/4,000. El vicepresidente académico; sueldo mensual; S/11,000, gastos operativos; S/6,000, sueldo adicional por curso de titulación; S/12,000 y por asignación de responsabilidad directiva; S/4,000.

De otro lado, la FAS señaló en su pronunciamiento que en la actual comisión interventora no habría vocación de servicio, “sino amor al sueldo”, además, denunció que para este ciclo lectivo se cobró S/30 soles por crédito como si se tratara de una universidad particular.

La organización universitaria instó a la comunidad estudiantil a no consentir estos hechos que constituirían una muestra de arbitrariedad y demagogia, ya que su intervención en esta casa de estudios obedece a librarla de mafias y corruptelas, y no a servirse de ella a través de asignarse escandalosos sueldos.